martes, 8 de abril de 2008

Mamada en el cine

hoy he estados en el cine, cuando he llegado me he sentado en mi comoda butaca me he repachingado en el asiento con las piernas bien abiertas ya que tenia mucho calor en mi almejita,
Cuando se han apagado las luces de la sala me he vuelto a repachingar en la butaca, al poco rato he sentido como unos dedos empezaban a rozar se contra mi muslo, era un roce muy tímido pero seguido, la primera intención que he tenido a sido levantarme dando gritos para que el pervertido quedara en evidencia, pero aquel suave roce contra mis muslos me empezaba ha gustar y también por que no decirlo el que me estuvieran intentando meter mano en un cine me excita por lo morboso de la situación.
Los dedos empezaron a subir muy lentamente por mis muslos acariziandolos,y haciendo pequeños y sugestivos círculos, subieron hasta mis bragas y empezaron a juguetear por la ya mojada tela de mis bragas, sentí como la palma de una mano se pasaba por encima de ellas produciéndome una enorme excitación.
Derrepente unos hábiles dedos empezaron a jugar con la goma de mis bragas que ya estaban completamente empapadas de mis jugos, me incline hacia el lado contrario para que aquellos hábiles dedos pudiera introducirse dentro de mis bragas.
Los dedos empezaron hacerme cosquillas por las ingles y cuando se introdujeron en mis calientes bragas, empezaron acariciarme el vello puvico que estaba muy rizado y humedo.
Uno de los dedos empezó acariciarme los calientes y chorrean tes labios de mi vulva, mientras que otros dos dedos me los abrían para que el que estaba haciendo me un delicado mesaje se pudiera introducir dentro de mi ardiente y mojadisima vulva,.
Empezó a hacerme un excitante masaje por las paredes de mi excitadisima vulva, mientras el resto de los dedos se frotaban contra mi vello puvico acariciándolo y dándole pequeños tirones que me producian un agraabilisimo dolor.
Yo decidí entrar también en el juego y sin pensármelo dos veces puse mi mano en el abultadisimo paquete, empecé abajar la cremallera del pantalón he introduje mi mano dentro de la bragueta,
tome en mi mano aquel durisimo falo y empecé acariciar el capullo, lo saque hacia fuera dejándolo al descubierto he incline la cabeza y me lo introduje en la boca.
Mientras los dedos del hombre empezaban hacer estragos en mi hinchado clítoris ya que lo estaban masajeando a conciencia.
Yo pasaba mi lengua por todo aque enorme e hinchado falo que a duras penas cabia en mi abiertisima boca, lo lamia a conciencia como si fuera una niña pequeña lamiendo se piruleta, el hombre apretaba mi cabeza contra su falo y en un momento dado se vació por completo dentro de mi boca, el semen del hombre se me salia por la comisura de los labio yo me lo trague todo y me relamía , mientras sus dedos seguían martirizando me en las entrañas ardientes y chorreantes de mi vulva, yo también explote en un formidable orgasmo mojando mis bragas y el asiento de la butaca.